La Casa XI

Si en Casa diez hemos logrado consolidar un rol dentro de la sociedad, en la Casa XI nace en nosotros exigencias diferentes: Nuestros proyectos, nuestros objetivos no son conseguidos para satisfacer necesidades personales, sino para transformarse en un bien utilizable por la comunidad.
Sentimos la necesidad de expresar nuestros ideales, de unirnos con personas afines que lo comparten, de pertenecer a grupos, a asociaciones y comunidades que reflejan nuestras aspiraciones. Si en Casa cinco expresamos nosotros mismos incondicionalmente, en la Casa XI aquello que somos y hacemos pasa a través el juicio de la comunidad a que pertenecemos.
Asimismo, nos indica nuestra actitud hacia la religión, política, justicia, de las modas, de las tendencias de todas aquellas expresiones comunes a una sociedad. Si estamos llevados a criticar y nada más convirtiéndonos en rebeldes o si aportamos nuestra contribución de manera positiva y equilibrada.

Volver a Las Casas Astrológicas

Comments are closed.