La Casa XII

En Casa doce nos enfrentamos con todas aquellas experiencias en las cuales experimentamos el sentido de impotencia, nos damos cuenta que nada podemos hacer aunque luchemos.
Las cosas que nos pasan, no vamos nosotros a buscarlas, a atraerlas, llegan y sólo podemos aceptarlas.
Si en la Casa seis es el individuo quien tiene que ajustarse a las normas y reglas del vivir cotidiano y descubre que en determinadas situaciones su poder individual pierde significado, en Casa XII son las expectativas que se caen.
Si nos hemos ilusionado con vivir de manera ética, correcta, ser buen padre o madre, contribuir en la sociedad de forma positiva podía alcanzar, a través de las experiencias de esta Casa comprenderemos que hay una ley superior a la cual todos nosotros tenemos que someternos, y es el destino. A él nadie escapa.

Volver a Las Casas Astrológicas

Comments are closed.