Pareja Aries con Géminis

Se trata de una pareja muy versátil, imaginativa y tremendamente compatible. El fuego ariano se complementa perfectamente con el aire geminiano y ambos se potencian mutuamente de forma visible: el fuego calienta el frío aire y éste, a su vez, aviva y airea al fuego.

El resultado no puede ser más inmediato, directo y benéfico para ambos: se atraen rápido, congenian de inmediato y no les cuesta mudarse de casa, irse a vivir juntos o llevar a cabo planes de todo tipo y color, que pueden ir modificando sobre la marcha de mutuo acuerdo, sin traumas, y según las circunstancias ambientales.

Se trata de dos signos versátiles y con gran capacidad de maniobra que fácilmente se adaptan a cualquier cambio. Es más, la mayoría de cambios importantes los propician ellos mismos por pura necesidad de no sentirse anquilosados o presas de la rutina. Hacer planes de futuro es un deleite para ellos; cambiarlos, una necesidad de la que no se pueden sustraer fácilmente.

Como los dos viven más en la calle que en casa, es de suponer que sus respectivas amistades y relaciones sociales en general serán múltiples y variables según las circunstancias del momento.

No obstante, este factor, que para otras combinaciones de signos puede ser motivo de discusión o diferencia, para esta dinámica pareja no constituirá ninguna traba, sino más bien todo lo contrario.

Puesto que ambos son extrovertidos, les es fácil congeniar de forma resuelta con las amistades de su pareja e integrarse en dichas relaciones de forma natural y sin que se establezca ningún tipo de rivalidad o de sensación de desplazamiento.

Externamente, son una pareja que rebosa frescura, dinamismo, optimismo, inteligencia, acoplamiento y modernidad. Por su común prestancia y aire juvenil, suelen dar la sensación de que el tiempo no pasa por ellos en ningún sentido y que son capaces de cualquier cosa y, de hecho, así es.

Juntos forman una pareja ideal, que piensa de forma similar, viste de modo sincrónico y enfoca la vida desde un análogo prisma. Se trata de una relación apta para adaptarse a cualquier circunstancia de la vida por dura que sea.

Ambos saben relativizar y encontrar el enfoque positivo a cualquier asunto, pero su punto débil es saber esperar y contemporizar, tener paciencia y, sobre todo, encontrar la estabilidad en aquellas áreas de la vida en que es mínimamente necesario y recomendable tenerla.

Su concepción del amor, aunque diferente para ambos, se complementa perfectamente y les permite desarrollar una complicidad natural y vivir permanentemente enamorados. Juntos, logran exprimir y alargar al máximo la etapa del enamoramiento y subyugar al tiempo por su forma acelerada y cambiante de vivir y de amar.

Géminis aviva a Aries utilizando su mejor arma: la palabra; susurrándole al oído todo aquello que Aries quiere oír y todo aquello que de forma inequívoca le incendia y arrebata de forma absoluta.

No hay forma más segura para dominar a un Aries que a través de la palabra, no en balde Aries rige la cabeza y tan sólo activándole las neuronas se le puede movilizar en todos los sentidos con cierta garantía de continuidad.

Al versátil Géminis, por su parte, le es fácil sentirse correspondido por el impetuoso Aries, al que no ve sólo como un amante, sino como un amigo en el que poder confiar sin reservas. La natural dualidad de Géminis se adapta perfectamente a la naturaleza de Aries y ambos, de forma consensuada, pueden intercambiar sus roles en la relación porque, de hecho, los dos son conscientes de que nada entre ellos será definitivo.

En la aventura del cambio, aunque parezca paradójico, ellos establecerán las bases de su continuidad, el guión de su armónica y recíproca afectividad.

Qué tienen a favor

• Forman un buen equipo y, en consecuencia, les resulta fácil diseñar un modelo de convivencia abierto, igualitario y a la medida de su compartido sentir. Su feliz unión, además, les permite a ambos crecer y multiplicar sus posibilidades creativas y personales en general.

• Diseñar un proyecto de futuro común les resulta fácil porque ambos viven en el presente y difícilmente los residuos del pasado, sobre todo los provocados por otras relaciones, pueden enturbiar su vida en común. Aries mira al frente y Géminis a los lados; mirar hacia atrás a ninguno de los dos les interesa. Cuando se unen, tiran todo lo viejo o usado y juntos visten y amueblan su relación de forma gemela y juvenil.

• La compatibilidad temperamental y sus parecidos ritmos personales les permiten disfrutar de una perfecta complicidad en la esfera sexual. Aries es hipermasculino y Géminis dual y camaleónico, por lo que su comunicación en este terreno siempre suele ser gratificante.

• Ambos son rápidos, ingeniosos y extrovertidos y se entienden a la perfección hablando o tan sólo mirándose. Es normal que tengan códigos propios que sólo ellos entienden y que los utilicen para sus bromas y ocurrencias y, sobre todo, para reírse de los demás, una de sus aficiones preferidas.

• Los viajes cortos, sobre todo de fin de semana, y la frecuentación de amigos y conocidos resultan siempre un balón de oxígeno y una benéfica renovación para esta inquieta pareja, siempre deseosa del contacto con los demás y tan apta para hacer amigos por todas partes.

Qué tienen en contra

• Ambos son dos pensadores prácticos y evitan profundizar demasiado en todo aquello que no les interesa o que les resulta incómodo. El exceso de optimismo y la natural tendencia de ambos a aparcar o a no abordar asuntos de importancia suelen ser foco de problemas y de recurrentes discusiones.

• La inestabilidad económica, normalmente fruto de su compartida falta de previsión, suele resultarles un escollo a esta pareja, despilfarradora por definición y que tiende a vivir por encima de sus posibilidades.

• Protegerse de las influencias ambientales y de terceros no les resulta tarea fácil porque ambos tienden a implicarse y a confiar demasiado en los demás y abren alegremente áreas íntimas de la relación, para más tarde arrepentirse.

• En caso de conflicto, el verbo temperamental y fácil que a ambos caracteriza, con frecuencia, se convierte en un arma arrojadiza de resultados imprevisibles. Maestros de la discusión, la provocación y el reproche, saben cómo pinchar al otro en lo que para ellos es un juego, quizá sólo encaminado a chequear el estado de su relación porque, curiosamente, la polémica les une más que el consenso.

Síntesis de la relación de pareja Géminis Aries

Esta versátil y adolescente pareja marcha al mismo ritmo y no sabe de tiempos muertos en su desenfrenado paso vital. Sin abdicar de sí mismos, saben coexistir, compartir, disfrutar y entenderse en la mayoría de órdenes y difícilmente se aburrirán ni juntos ni por separado, porque lo suyo es divertirse y reírse de todo, empezando por ellos mismos.

Volver a Signo Aries

Volver a Signo Géminis

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *