¿Qué nos aporta la Luna?

La Luna está profundamente encarnada en aquello que es el principio femenino ancestral.
Es algo que se lee siempre en el agua: El agua transporta todo el simbolismo vital, la vida nace en ciertas maneras desde el agua.
El cerebro emocional está estrechamente ligado a la Luna. La necesidad íntima de la Luna es la de encontrar y crear relaciones, de tener un lugar donde poder vivir serenamente las emociones, poner las raíces, dar vida, nutrirlo y hacerlo crecer.
Es la madre. Ligada a la vida, al dar vida, a la supervivencia, al seguir, al retorno constante a la apertura de un nuevo ciclo.

Comments are closed.