¿Qué son las Fases Lunares?

astronomía
Las fases de la Luna
La iluminación de la Luna por parte del Sol (la Luna no tiene luz propia) provoca, vista desde la Tierra, el fenómeno de las fases lunares. Cuando la Luna está más cercana al Sol (respecto a la Tierra) no puede ser vista., ya sea por su ubicación como también porque muestra su hemisferio no iluminado. En este caso se habla de Luna Nueva o Novilunio.
En esta fase se coloca la semilla. Es el alma en construcción para ir al centro de la identidad que late un pulso, un nuevo sentir. Habrá que observar serenamente el movimiento cotidiano de nuestra realidad, leer despacio y percibir las vibraciones. Algo se está gestando, no sabemos qué es, está en nuestra profundidad, en nuestra alma. En la posición contraria, es decir, cuando está más lejos del Sol, la Luna aparece totalmente iluminada y esta visible toda la noche: Es la fase de Luna Llena o Plenilunio. En esta Fase Lunar, nuestro campo energético vibra con mucha fuerza, aporta información vital para nosotros.
Tenemos que aprender a quedar en silencio, respirar pacífico, calmando nuestro cuerpo, aplanando nuestra mente, soltando todas las emociones hasta observar lo que venimos viviendo en lo cotidiano, las situaciones que suceden en nuestro entorno, con las personas que están con nosotros y todos aquello que emerge, las intensidades y emociones. Recordemos que desde la Luna Nueva hasta la Llena, sentimos y registramos aquello que se ha gestado.
Cuando entre la Luna, la Tierra y el Sol se forma un ángulo recto entre sí, (se habla de cuadratura) el disco lunar aparece iluminado por la mitad.
Esta Fase que se presenta después de la Luna Nueva se llama Creciente. Es una Fase del proceso Lunar creativo, cuando en la práctica la información del crecimiento todavía no se ha revelado pero evoluciona, y nuestra realidad es un acto de conciencia y decisión. Se percibe que algo toma forma, pone las bases, se advierte, se siente. Hay que cerrar los ojos, respirar y dejar que empiece aflorar aquello que se ha gestado.
La cuadratura que se presenta después de la Luna Llena se llama Menguante. En esta Fase tenemos que hacer un trabajo sincero, identificar los valores, las imágenes, los juicios y los deseos que nos reaseguran pero que ya nos sirvieron para incorporar la experiencia. Ahora es momento de resignificar nuestra conexión esencial con las emociones y movernos para afinar algo muy interno en una nueva sintonía. Se vuelve hacia el inicio del ciclo.

Comments are closed.