Saturno en Aries

Casa Positiva de Marte

Con Saturno en Aries es probable que el nativo se ponga más o menos al frente en su esfera de vida; tiene ambición, amor al poder y puede ejercer autoridad sobre los demás, influir en ellos y dirigirlos. Es bastante organizador, planifica, ordena y es muy diplomático, aunque un tanto desconfiado. Tiene confianza en sí mismo y serenidad, pero a veces muestra una gran austeridad y su temperamento es sombrío y retirado.
Tiene muchas relaciones, pero pocos amigos íntimos; hace amigos a distancia y también a través de cartas, escritos, viajes y principalmente de su padre, sus hermanos o sus superiores y no tanto por esfuerzo personal. Esta posición confiere un cierto egoísmo y produce cierta aspereza en el lado más fino de la naturaleza.
Puede producir cierto grado de irritabilidad y hasta mal genio cuando se le provoca.
El destino del nativo en la vida, especialmente en su carrera pública u ocupación, depende en gran medida de su propia elección, y muchas veces sus desgracias se deben a sus propias faltas o a sus propias acciones, sea en forma directa o indirecta.
Triunfa mediante relaciones con compañías, asociaciones, sociedades, empresas grandes, etcétera.
Esta posición no es muy afortunada para los padres; en muchos casos la relación entre el padre y el nativo es muy íntima y aquél puede ejercer una gran fiscalización sobre éste, pero la posición es más bien crítica, y resulta más afortunada que afortunada. En algunos casos puede haber un gran resentimiento entre el padre y el nativo, pero esto solamente sucede cuando Saturno está en malos aspectos.

Saturno

Comments are closed.