Baraja española: Los Ases

El número uno representa el principio, la unidad y el origen de todas las cosas.
Es un número masculino y está asociado con el fuego.
Esotéricamente, es la gran Llama Blanca que contiene los siete colores en suspensión.
Como símbolo de la Unidad y del acto creador implícito en todo Principio, representa a Dios.
Astrológicamente, el número uno está regido por el Sol y simboliza la autoridad, el poder, el amor propio, el padre, la vitalidad y el éxito. Su color es el dorado.
Definitivamente, las cartas número uno o ases, tal como se los denomina en la baraja española, son las más poderosas y significativas de todas.
Su presencia determina la importancia del sector de la tirada en el que aparezcan. Por lo general, refieren a momentos de gran trascendencia para el consultante; sea un triunfo o un rotundo fracaso.
La fuerza de cualquier as es indestructible e inamovible. Si se trata de un as positivo (oros o copas), señalará un momento de gran prosperidad. Si es negativo (espadas o bastos); el consultante enfrentará una fuerte aflicción imposible de eludir.
Las personas descriptas por este número son autoritarias, orgullosas, protectoras y ambiciosas.
En el plano psicológico, el uno representa a la conciencia y su poder clarificador u ordenador. Respecto a las situaciones, indica que éstas no pasarán desapercibidas, que suponen cambios trascendentales.

Cartas Españolas

Comments are closed.