Origen de la palabra Naipe

La a etimología de la palabra naipe se puede rastrear en diferentes lenguas y culturas.

El “Diccionario de la Real Academia Española” dice que proviene del catalán “naip” y éste, quizá, del árabe “tna’ib”, que significa censurable, tal vez porque el juego puede llegar a ser un vicio.

La palabra hebrea “naibes” tiene semejanza con el viejo nombre italiano de las cartas, naibi, y en ambas lenguas significa la magia, la clarividencia y la predicción.

En El Gran Libro del Tarot (Robin Boock, Barcelona, 1992) Emilio Salas destaca el término hebreo “nabi” (en español “profecía”), del cual se deriva la palabra naipe.

En el mandarín, con la palabra “naibis”, se designa a un juego de cartas entre cuatro personas.

Algunos estudiosos opinan que naipes es una voz de procedencia indostánica “nayb” o “nabab”, que significa algo así como rey o gobernador. Curiosa relación, ya que el rey es una de las figuras de la baraja.

Uno de los principales argumentos que apoya el origen sarraceno de las cartas, es el nombre que los españoles emplean: naipes, que podría derivar de la palabra napa, usada en Vizcaya, que significa llano, uniforme.

Por último, “knaeps”, palabra holandesa, significa papel, material del que estaban hechas las primeras barajas.

adivinación con cartas
Baraja española

¿Qué es un naipe?

Cualquier estudio sobre el origen de la baraja española, se cruza con la dificultad de definir con precisión ¿qué es un naipe?

La materia con la que están hechos (papel, cartulina, seda, marfil, madera…), su forma (rectangular, redonda…), sus ilustraciones (signos franceses, españoles, alemanes, históricos…), incluso los juegos que se hacen con.ellas, son múltiples.

Los naipes cuentan con un poco más de 6000 años de existencia en Occidente. Lo primeros testimonios son de finales del siglo XIV, la primera fecha documentada es de 1380.

Su rápida difusión es conocida por las innumerables prohibiciones con las que se perseguía a quien jugaba a las cartas.

Ya en España, en el estatuto de Juan I (1387) se prohíben los juegos con cartas, por considerar que causaban la ruina económica de muchas familias y perturbaban el orden social.

Desde su origen los naipes se dividieron en cuatro palos con cierto valor simbólico: oros, copas, espadas y bastos en España e Italia.; trébol, corazón, pica y diamante en Fancia e Inglaterra; otros signos en los países germánicos.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *