Soñar con un Gato

Soñar con un gato es señal de traición en vuestra familia o en vuestros amores.
Si el gato se halla echado o dormido, no alcanzaréis más que a medias vuestros proyectos.
Si gruñe o está enfurecido, temed ser robados. Este sueño puede anunciar un ratero sutil y también traición por parte de un pariente cercano.
Maltratar a un gato o matarlo indica la prisión o muerte de un ladrón. Comer su carne denota que se hará restituir el hurto al ladrón.
Quitar la piel a un gato es señal de que se recuperarán todos los bienes perdidos.
Ver a un gato echado o dormido indica sólo una suerte a medias o muy moderada.
Si el gato está furioso o le ataca es señal de que existen ladrones o enemigos acérrimos que no retrocederán hasta dañar su reputación; si consigue librarse de su ataque, saldrá bien parado de este problema.

Sueños

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *