Características generales de Leo

Fuerte, activo, voluntarioso, ardiente, extravertido y enérgico. Odia lo mezquino y ruin, prefiere lo honorable, elevado y fastuoso. Noble, honesto, honrado y con dignidad. Ambicioso, con empuje, dominador, con capacidad para ser líder y buen planificador, ha nacido para mandar, no para obedecer.

No puede aceptar una vida mediocre y prefiere ser cabeza de ratón antes que cola de león. Le gusta estar siempre en primer plano o ser el centro de atención. Tiene una gran autoestima; con confianza y seguridad en sí mismo; en algunos casos es egocéntrico e incluso egoísta. Puede llegar a ser altivo; soberbio; ostentoso y vanidoso; a excederse en sus pretensiones y a valorarse excesivamente.

Con todo; es un ser muy generoso y magnánimo. Lo mediocre no va con él, pues aspira a lo mejor en todo. Brillante; poderoso; con aplomo; de personalidad atractiva y arrolladura.
Con aires de grandeza y superioridad.

Se enfada; pero; en plan condescendiente; tiende a perdonar; aunque no haya nada que perdonar a nadie. Muy orgulloso; distante; arrogante a veces. Algo teatral y dramático; exagerado; grandilocuente; le gusta todo a lo grande. Lo atraen el poder y la autoridad; el brillo social; la grandeza; la gloria; el honor; el oro o las mejores marcas. Con cierta inclinación a la exhibición y a todo lo majestuoso; ostentoso; al fasto y a la opulencia o; al menos; a todo lo mejor. Es fiel y leal; pero más por sí mismo que por los demás; pues considera indigna la traición.

El arte; el espectáculo; las diversiones; los placeres refinados; todo lo suntuoso o el lujo también lo atraen. Es creativo y artístico a veces; inclinado al juego y a la especulación.

Cálido; apasionado; entusiasta; optimista por naturaleza; cordial; con un instinto natural para proteger a las personas a las que quiere. Es valiente; decidido; y no baja la cabeza nunca.

Buen organizador y anfitrión. No se concentra en los detalles; prefiere los grandes titulares y la visión de conjunto. Demostrativo en los afectos; pero también demasiado franco; pues dice lo que siente. En su manera de expresarse; es más bien sintético y lacónico; de hablar más con los hechos que con las palabras.

Volver a Signo Leo

Comments are closed.