Características generales de Libra

Libra posee un carácter abierto, sociable y amistoso, aunque algo cambiante. Indeciso, le cuesta escoger entre dos caminos y pasa mucho tiempo comparando, ponderando y sopesando las alternativas. Le gusta la comodidad; es perezoso y poco amigo de la acción pura. No le gusta luchar por nada, es acomodaticio y conformista. Evita toda confrontación, lo asustan las peleas y conflictos de todo tipo, por lo que tiende a ser conciliador y a pactar una salida amistosa a los problemas que surjan. Prefiere ceder o conceder a discutir. Es amante no solo de la paz, sino de la armonía, de la tranquilidad y de una existencia calmada y estable, sin sobresaltos. Puede ser que dé la razón solo para no ser desagradable, pues le gusta quedar bien con todo el mundo. Influenciable, depende excesivamente de la opinión y aprobación ajenas. Es un pacifista convencido, amigo de todo tipo de alianzas, pactos, acuerdos, intercambios y concesiones.
La persona del signo Libra e alegre, simpática, afable, amable, cortés, disfruta de las cosas buenas de la vida, especialmente de los placeres más refinados. Delicado, suave y dulce en el trato, es un excelente relaciones públicas. Le gusta rodearse de gente simpática, alegre, de cierto nivel o clase, pues lo desagrada todo lo bajo y sórdido. Necesita constantemente del apoyo de los demás. No sabe estar solo y para todo precisa una pareja, un socio o un compañero de viaje. Le gustan el compromiso, compartir, el trabajo en equipo, la vida comunitaria, la camaradería y la gente en general. Es una persona moderada, de términos medios, de matices, que suele escoger el camino del medio o una tercera vía, si es necesario.
Es un amante del arte y de la belleza, en todas sus formas, con cierto buen gusto y sentido estético. Aprecia y da importancia a una forma de vestir elegante, distinguida o, al menos, armoniosa. Cuida su aspecto y no desatiende nunca su imagen, siendo bastante presumido. Es idealista, tolerante, diplomático, flexible, justo y ecuánime, pero también blando, débil, oportunista y apegado al más fuerte; un ser más intelectual que emocional, optimista, sutil, pausado y lento, más bien indolente y ocioso. Está muy inclinado a los afectos, puede ser romántico y considerado, aunque quizá algo ligero y superficial. Ingenuo y excesivamente crédulo, busca permanentemente el equilibrio en su vida, aunque no siempre lo consigue. Lo disgustan la exageración y los extremismos.

Volver a Libra

Comments are closed.