Características generales de Virgo

Una persona reservada, modesta, moderada, discreta, sencilla, algo tímida y retraída. Le gusta servir y ayudar a los demás, de forma abnegada y sincera. No le gusta mandar, sino más bien obedecer, ser un empleado y sentirse útil. La rutina, el método le son imprescindibles, a nivel personal y profesional. Amante del orden y de la limpieza, puede convertirse en un auténtico maniático de la pulcritud. Muy riguroso, excesivamente crítico, obsesivo, agudo, puntilloso, suele buscarle los defectos a todo.
Ansia la perfección, pero es difícil que se sienta satisfecho. Los detalles son su gran obsesión, pues no deja ningún fleco por atender o analizar. Minucioso, analítico, suele estudiar todo a fondo y asimila con rapidez. Muy racional, cerebral, escéptico ante lo que desconoce, puede ser desconfiado y dudar ante lo que no le inspira confianza. Parece mirar siempre por el microscopio, pero la letra pequeña puede hacerle perder los grandes titulares. No le gusta especular, sino apostar por lo más creíble y ortodoxo. Prudente, práctico, realista, serio, siempre atento a sus responsabilidades, no se separa nunca de lo que representa su deber. No es espontáneo, sino más bien predeci-ble, dominando en él la cabeza sobre el corazón, lo que puede resultar aburrido para los demás. Es más materialista que espiritual, aunque puede interesarse y estudiar a fondo cualquier cuestión, por elevada y trascendente que sea.
Como no le gusta arriesgar, en la vida busca posiciones cómodas y seguras, aunque se entrega con una gran dedicación, trabajando como una verdadera hormiguita. Lo incomoda improvisar o precipitarse, por lo que prefiere ceñirse a un guión rígido, realista y accesible. Reflexionar, pensar, madurar las cosas hasta lo imposible, son características suyas. Es frío, distante, lógico y racional más que intuitivo. Él mismo se reprime, siendo sobrio y frugal. La salud y la alimentación son una prioridad para él. Algo maniático, escrupuloso e hipocondríaco, suele dedicar mucho tiempo tanto a cuidar su cuerpo como a seguir una dieta rigurosa, por lo general natural o especial. Perfeccionista, meticuloso, discriminativo, con tendencia a clasificar, seleccionar y cribar todo, es amante de la pureza y de la mesura. Exigente, calculador, disciplinado, con autodominio, lucha contra el instinto, con cierto pudor y timidez. Le gusta el orden, la exactitud, la puntualidad y toda sistematización, así como la economía y el ahorro. Aplicado, cuidadoso, laborioso, trabaja con tesón y de modo silencioso. Es hábil mental y físicamente, sagaz y perspicaz.

Volver a Virgo

Comments are closed.